Convallaria

Convallaria

Cuándo y cuánto regar


El género de plantas llamado Convallaria incluye especies y variedades rizomatosas. Si los bulbos se cultivan al aire libre, no es necesario regar durante la temporada de invierno. Por el contrario, si los rizomas se mantienen en una maceta, es aconsejable regar cuando el sustrato está seco. Con la llegada de la temporada de primavera, el suministro de agua se vuelve constante, especialmente cuando comienzan a aparecer los primeros brotes nuevos. Para obtener una floración rica y fragante, es importante que los riegos se dispensen bien, sin causar estancamientos de agua que conduzcan fácilmente al desarrollo de podredumbres y mohos. En los días calurosos de los meses de verano, puede ser apropiado rociar y rociar directamente sobre el follaje, lo que ayuda a soportar las temperaturas más sofocantes.

Cómo cuidarlo



Las plantas de Convallaria nacen espontáneamente y se pueden cultivar fácilmente en los territorios del norte de nuestro país. En cambio, en las regiones del sur es muy difícil para ellos crecer, dado el clima demasiado templado para sus necesidades. No requieren tipos particulares de suelo, pueden adaptarse muy bien a suelos menos fértiles, áridos y pedregosos. En cualquier caso, prefieren sustratos ligeramente calcáreos, frescos y blandos, compuestos de tierra universal y arena gruesa, lo que facilita el drenaje del riego. El momento más adecuado para plantar pequeños rizomas es en otoño o puede plantar con la llegada de la temporada de primavera. Los bulbos de Convallaria no temen a las condiciones climáticas de invierno y pueden tolerar las heladas y la nieve sin dificultad.

Cuando y como fertilizar



Las fertilizaciones no siempre son necesarias para las plantas de Convallaria. Sin embargo, para obtener una floración abundante puede ser útil administrar un producto específico para plantas con flores. La solución se mezcla directamente con el agua de riego y la operación se repite, comenzando en marzo, cada 15 días. Al final de la producción de flores, es aconsejable suspender completamente las fertilizaciones. Si los rizomas se almacenan bajo tierra y al aire libre, es posible proporcionar un acondicionador orgánico del suelo, que proporciona al suelo todos los elementos esenciales necesarios para promover un crecimiento saludable y exuberante. Alternativamente, puede optar por un fertilizante granular de liberación lenta. En este caso, las administraciones tienen lugar en dos períodos distintos del año, en otoño y al comienzo de los meses de primavera.

Convallaria: exposición, enfermedades y remedios



Al cultivar plantas del género Convallaria es muy importante elegir la ubicación óptima, para favorecer su crecimiento y floración. De hecho, estos vegetales temen fuertemente la exposición directa a la luz solar, mientras que lo ideal es optar por un ambiente de sombra media, fresco y bien ventilado. En general, las especies de Convallaria son bastante resistentes a las enfermedades y los ataques parasitarios. Sin embargo, en primavera pueden ser golpeados por babosas, para evitar la aparición de este problema, es útil en marzo, extender un caparazón de caracol en el suelo. Si el contexto ambiental es demasiado húmedo, las plantas pueden verse afectadas por enfermedades fúngicas. En este caso, es aconsejable intervenir rápidamente, suspender el riego y usar un fungicida especial.